HISTORIA

Todo comenzó en la playa de Urbanova, muy cerca del aeropuerto de Alicante, a partir de un capricho relacionado con la hostelería ya que las raíces de Raquel, la caprichosa en cuestión, proviene de una familia soriana criada en Aragón de tradición hostelera, ubicada en Calatayud en el Hotel Marivella donde se crió Raquel. A partir del año 1993 se llevó a cabo la idea que Raquel tenía desde su juventud; tener un negocio relacionado con el sector que ya conocía. El principio fue muy duro como todos los negocios, en esos primeros momentos Raquel sólo elaboraba menús y tapas para todos aquellos trabajadores que estaban construyendo las viviendas de Urbanova. En aquellos primeros años se trataba de un bar-cervecería en el que se hacía de casi de todo, era un local pequeño y recogido, a la vez que acogedor. Raquel comenzó su andadura con la ayuda de su marido Jesús quien ha sabido compaginar su trabajo en la banca con el de la hostelería.
Hacia el año 2000 sus tres hijos fueron introduciéndose en el negocio familiar. A día de hoy cada uno de ellos lleva a cabo diferentes tareas en las que se han preparado, formando y continúan haciéndolo para poder atender a su clientela con una mayor profesionalidad. Con el paso del tiempo y gracias a su clientela El Capricho de Raquel creció, en el año 2004 ampliaron y reformaron todas las instalaciones del negocio para hacerlo más cómodo y confortable para los clientes y para ellos mismos a la hora de trabajar. En este momento El Capricho de Raquel pasó de ser un bar-cervecería a un pequeño restaurante compuesto de un salón principal, un salón reservado y una agradable terraza exterior. Más tarde, en el año 2007 la familia adquirió un nuevo local que dio origen a un comedor reservado junto con una selecta bodega climatizada. Gracias a la necesidad de espacio para atender a sus clientes El Capricho de Raquel volvió a crecer en mayo de 2013. Se creó un nuevo salón interactivo, dispone de proyector, pantalla, micrófono inalámbrico, etc. Para posibles celebraciones familiares, de amigos, presentaciones de producto, reuniones de empresa… Éste salón además posee una amplia cava de vinos diseñada y llenada con mucho cariño.
A día de hoy seguimos adaptándonos a los tiempos cambiantes para poder satisfacer a nuestra clientela como se merece.